My Work

Wednesday, April 16, 2014

Monday, February 24, 2014

FLY (away)

Las moscas son interesantes en el arte. 
En la realidad, no.


Monday, December 30, 2013

NOCTURNO (o El lado oscuro del tiempo).

 por Franz De Paula


Un sonido me despierta.

El reloj marca las 3:15 a.m. On The Run suena de fondo en mi dormitorio —debo haber dejado el Dark Side of the Moon en loop.

Me estiro y me doy cuenta que estoy soñando. No soy Franz. Franz es el humano dormido junto a mí. Soy Botón, su gato. Aunque debería decir su dueño. Yo soy el guardián real de esta casa. Dadas las circunstancias, no puedo quejarme por despertar en un sueño donde soy un hermoso, enorme gato negro.

Brinco al piso, y cuando oigo el segundo graznido —eso era—, ya veo desde el pasillo una sombra en la cocina. Un descomunal cuervo posado en la cornisa de la ventana, eso es. Siento mis pupilas dilatarse en un nivel colosal y en un instante me disparo hacia él. El cuervo aletea, asustado. Su movimiento errático me hace perder el equilibrio y caigo por la ventana hacia el cubo interno del edificio.

Caigo, pero no me hago daño, naturalmente. Algo, sin embargo, se siente distinto. Toco el suelo con toda gracia y trepo de regreso los tres pisos por los bordes y las orillas que me voy encontrando. Al subir a la altura de mi habitación, a unos metros aún de mi ventana, alcanzo a escuchar Breathe al fondo y, con todo asombro contemplo, desde fuera, a Franz y a Botón dormidos, con el reloj que apenas marca las 3:10 a.m. 

Percibo en la penumbra a alguien que se mueve un par de pisos arriba. ¡Es el cuervo volando sobre la azotea! Lo reconozco de inmediato. Él es el responsable de todo. Y yo no quiero convertirme en el otro Botón. En un parpadeo, mi impulso me hace saltar como un rayo la distancia que me separa de él y comienzo a perseguirlo por toda la azotea. Lo pierdo de vista por un momento, pero después lo atrapo y lo someto sin intención de herirlo. “Sólo quiero que hagas tu parte”, le digo. “Despierta a Botón 1, luego puedes irte.”

El cuervo grazna parado en la cornisa de la ventana y, desde un ángulo conveniente, observo desde fuera a Botón 1 despertarse. La cadena de eventos se detona. On The Run termina, Botón 1 pierde el equilibrio y mientras cae, el cuervo saca partido de la ocasión: entra por la ventana de la cocina y de un aleteo, la cierra de un azotón por dentro, impidiéndome entrar. Los relojes de Time llegan hasta mis oídos, junto al sonido caótico de objetos chocando y rompiéndose en el interior. Pienso en Franz, desprotegido y sorprendido a la mitad del sueño, agredido por un extraño en su propia alcoba, y no dudo en arrojarme al cubo interno del edificio, no para huir, sino para regresar de nuevo, para reparar lo sucedido esta vez —lo que está sucediendo.

Caigo.

Toco el piso y reboto de regreso hacia arriba como un resorte, brincando por los bordes de nuevo, hasta cerciorarme, desde fuera de mi habitación, que On The Run comienza de nuevo y que Franz y Botón 1 duermen aún. Luego trepo a la azotea y me coloco como espectador que espera el momento oportuno. A media persecución, observo al cuervo esconderse de Botón 2 muy cerca de mí y aprovecho el breve momento para persuadirlo de dejarse atrapar: “realmente lo vas a ayudar, no te va a lastimar.” Espero hasta que Botón 2 y el cuervo se encuentran. Luego bajo con ligereza por la fachada opuesta y entro por el balcón a mi sala. Me acerco con pasos mudos hacia el pasillo, aguardo el momento en que Botón 1 se encamina a la cocina, entro al dormitorio y despierto a Franz. Luego corro de regreso a esconderme en la sala, desde donde puedo observar toda la escena, y espero.

Franz se levanta confundido y, ya al final del pasillo, mira atónito al cuervo entrar aleteando por la ventana de la cocina. Los relojes de Time enloquecen al fondo. El tiempo se estira. En un segundo empuña un sartén y una escoba y, dejando una estela de caos, logra echar al intruso por la ventana. Desde donde estoy, veo cómo contempla al cuervo alejarse volando, hacia la luna. Yo —ya no como Botón 3, sino como el único Botón— me acerco satisfecho a Franz, balanceando mi cola y lo saludo. Él me sonríe de regreso, en medio de una lluvia en cámara lenta de plumas negras, con los primeros acordes enigmáticos de Time que hacen eco desde la habitación.


*

Ahora ya es de día. Estoy sentado en mi sala.

Oigo el Dark Side of the Moon y pienso en mi sueño de anoche. Pienso en lo mucho que extraño a Botón, mientras sostengo en mi palma una pluma negra.




* * * * *
A mi mejor amigo.

Franz De Paula.

Diciembre 2013.


Tuesday, July 09, 2013

MENTALMORFOSIS * El Manifiesto.

¿Qué te inspira, qué te define?
¿Haces lo que quieres o lo que se espera que hagas?
Tienes sólo una vida. Si no construyes tu propio sueño, alguien más va a pagarte por ayudarle a construir el suyo
Exento de dogma o etiqueta política, religiosa o social alguna y mediante el discurso visual más sencillo, Mentalmorfosis habla de las inquietudes que todos vivimos. Te deja claro cómo el miedo funciona como un interruptor en tu cabeza –y como tal, puedes darle la vuelta y vivir haciendo lo que más te gusta. Plantea un esquema de pensamiento revolucionario, evolutivo e inspirador, escrito e ilustrado a mano por su propio autor.
Mentalmorfosis es un acordeón de decisiones inteligentes, tu mapa mental. Es la otra mitad de lo que ya traes en la cabeza, la voz familiar que te dice que realmente puedes hacer lo que quieras
"El mundo es lo que piensas de él –piénsalo diferente y será diferente."
Mentalmorfosis se trata de ti.
Conócelo, hojéalo, dívúlgalo, pasa a saludar y dime lo que piensas:

Thursday, July 04, 2013

La Lista Magnífica.





Todo tipo de cosas suceden todo el tiempo, muchas de ellas terribles, pero otras extraordinarias. ¿Por qué no apreciarlas, sólo por un momento? Sólo con atención puedes notar la belleza contenida en cualquier lugar, en este momento –e incluso ayudar a crearla.
Justo ahora, en este preciso instante:
  1. Alguien descubre algo que creía perdido.
  2. Alguien maneja en una carretera solitaria y canta a grito pelado su canción favorita.
  3. Dos niños en plena clase se ríen tanto que apenas hacen el menor sonido.
  4. Alguien cierra maravillado el que ahora ya es su libro favorito.
  5. Un desconocido regala un humeante café a un indigente.
  6. Por un lado alguien admira un amanecer extraordinario y por el otro alguien ve la más impactante puesta de sol.
  7. Alguien despierta de un coma.
  8. Un brillante estudiante/artista/científico/emprendedor se perfecciona en la materia con la que cambiará al mundo.
  9. Alguien rescata a un animal herido.
  10. Alguien piensa mirando al fuego.
  11. Dos grandes amigos no pueden dejar de abrazarse, luego de una eternidad sin verse.
  12. Un gato ronronea en las piernas de alguien.
  13. Un voluntario ayuda a un soldado caído.
  14. Alguien despierta emocionada y brinca fuera de la cama.
  15. Alguien oye el Dark Side of the Moon por vez primera.
  16. Alguien flota desnudo en el mar y mira la luna.
  17. El estómago de alguien sube en la montaña rusa.
  18. En algún lugar, el viento suena como un canto entre los monumentales árboles.
  19. Alguien sorbe con el popote el final de su malteada.
  20. Alguien sopla burbujas que reflejan el sol y otro sonríe.
  21. Alguien hornea pan y huele a paraíso.
  22. A alguien le duele la panza de la risa.
  23. Alguien sonríe al ver su correo.
  24. En la tina, alguien sopla el humo de su cigarro.
  25. Alguien antes deprimida descubre un propósito nuevo y sonríe.
  26. En algún lugar, el silencio es absoluto. No existe el menor sonido.
  27. Las gotas de lluvia golpetean la ventana de alguien que duerme.
  28. Un conmovido grupo de personas escucha con emoción a un hombre apasionado.
  29. Alguien tropieza en la calle y el tiempo parece detenerse.
  30. Alguien con mucha sed toma el primer trago de agua fresca.
  31. Alguien oye una canción y su mente cambia de escenario.
  32. Dos personas dicen lo mismo al mismo tiempo.
  33. Alguien sentado en un parque llora feliz.
  34. Alguien por fin termina lo que hace mucho empezó y alguien más empieza lo que desde hace mucho soñó.
  35. En un rincón apartado del universo, la vida florece en una forma inimaginable para nosotros.
  36. Un solitario recibe consuelo de las palabras escritas por alguien muerto hace mucho.
  37. Después de una eternidad de incertidumbre, una madre abraza a su hijo que recién regresa de la guerra.
  38. Alguien escucha con atención las profundas palabras de su amigo.
  39. La nave Voyager vuela vertiginosamente al filo de nuestro sistema solar.
  40. Un inocente es liberado de cargos. 
  41. Alguien antes tímido baila de forma absurda y totalmente liberado en público.
  42. Un próximo líder mundial juega en el recreo escolar.
  43. Alguien detiene la puerta para que pase la persona de atrás.
  44. Un profesor anima a un estudiante a buscar su sueño y a creer en sí mismo.
  45. A alguien lo sorprendió la lluvia y no le importa en absoluto.
  46. Alguien ve el mar por vez primera y se siente pasmada.
  47. Alguien piensa lo que estás pensando, pero tampoco ha dicho nada.
  48. Alguien experimenta la inmensa satisfacción de haber realizado su sueño de vida, a pesar de las incontables oposiciones diciendo que no era posible lograrlo.
  49. A pesar de las remotas astronómicas posibilidades, estamos aquí, en nuestro mundo, respirando, cantando, reflexionando y maravillándonos.
  50. El átomo que explotó de una supernova hace billones de años ahora está en tu ojo derecho, leyendo esto.
¿Qué otra cosa magnífica sucede, #enesteinstante?

Thursday, November 03, 2011

Episodio de la Mochila Bumerang


Lo único que puedo asumir es que nada puedo asumir.

Monday, September 26, 2011

The Guy Who Could Fly *


The higher we soar, the smaller we appear to those who cannot fly.
Friedrich Nietzsche.

Thursday, August 25, 2011

EVILUTION


I am against religion because it teaches us to be satisfied with not understanding the world.
Richard Dawkins.

Wednesday, August 17, 2011

Enfoque





















| La turbulencia bajo la superficie |


Tuesday, August 09, 2011

INFINITO

En algún lugar, algo increíble espera ser descubierto.
Carl Sagan.

Wednesday, August 03, 2011

Dream within a dream






















They who dream by day

are cognizant of many things
which escape those who dream only by night.
-Edgar Allan Poe

Tuesday, July 26, 2011

Point Of No Return


I'm painting my room in a colorful way,
and when my mind is wandering
there I will go...

Wednesday, July 13, 2011

DATE UN GIRO (Déjate Ir/Let Yourself Go)









I've got a bike
You can ride it if you like
It's got a basket
A bell that rings
And things to make it look good
I'd give it to you if I could
But I borrowed it
Syd Barrett

Tuesday, November 24, 2009

EVOLUCIONA (Piensa por ti mismo)

Toda evolución en pensamiento y conducta

debe aparentar en un principio herejía y mala conducta.

George Bernard Shaw.


Una enorme diferencia entre la gente, creo yo, es su capacidad de autocuestionamiento.

Cuando alguien se pregunta, ¿cómo es que existe todo?–¿cómo es que existo yo?, el carácter de la respuesta define de qué tipo de persona estamos hablando.

Hay quienes responden que todo es obra de un ser supremo –con diferente nombre de acuerdo a su creencia personal– que creó y dispuso todo de la forma en que la conocemos.

Ésta es una respuesta fácil. No requiere mayor explicación, aún cuando preguntemos qué o quién es ese poderoso Creador, cómo es que existe, siendo algo más complejo aún que el universo mismo, qué había antes de Él o si alguien más lo creó.

La respuesta, tarde o temprano, acaba llegando al punto inicial: No preguntes, no podrías entenderlo – sólo créelo, porque Él así lo ordena.

Pero si, por otro lado, la respuesta es explicada con bases y razones reales, entonces aclara y exhorta a investigar más, a saber más. A interesarse por conocer, por conocerlo todo, por conocerse a uno mismo.

Las cosas no siempre han sido de la manera como las conocemos. El universo cambia desde su explosivo inicio. Seres y eras se han ido y muchas más vendrán.

Todo evoluciona, y lo que no, se estanca y no sirve. A eso se le llama selección natural. Un tipo muy inteligente y observador llamado Charles Darwin la demostró hace exactamente un siglo y medio.

El problema con la mentalidad de alguien más es justo ése: no es la tuya. Eso incluye doctrinas, creencias y estilos de vida que probablemente no son los que querrías para tí. Normalmente el castigo infinito y la culpa (en sus diferentes versiones y celebrada en diferentes fiestas de guardar) son manejados como medio principal de manipulación. Su única verdad es la que no contradice su creencia. Oprimen el pensamiento crítico, la curiosidad por descubrir, por imaginar, por explorar. Inculcan estar satisfechos con no entender el mundo. Debes creer – de lo contrario, Él te castigará para siempre.

Creer no es simplemente una cuestión de decisión. No puedo creer en una enorme tortuga sosteniendo la Tierra sólo porque alguien me lo pida. Pero si te enseñan a creer en ella desde que naces, me pregunto, ¿de qué manera esa formación te hará evolucionar?

Esa mentalidad obsoleta ha influido en la vida de millones por siglos. Billones continúan perdiendo la suya por causas que podrían haberles sido ajenas. La historia de la humanidad es un claro ejemplo de ello – las peores catástrofes en pérdida humana de la historia, una enorme mayoría, están relacionadas con dogmas y religiones. Segregan, censuran, etiquetan junto al color de piel, idioma, partido político o deportivo. Es claro lo dañinas que son para la vida y la evolución del ser humano.

Se supone que lo que nos distingue como especie humana es la inteligencia, nuestra capacidad de autocuestionamiento. De no habernos preguntado de dónde venimos, cómo es que pensamos o de qué están hechas las cosas, no habría avance. Aún continuamos descifrando de dónde venimos, pero en el camino hemos conseguido averiguar bastante hasta este momento. Sabemos lo infinito hacia ambos lados que es el universo. Nuestros ojos no han encontrado un final aún. Esto jamás lo hubiéramos logrado sin averiguar de qué está hecho todo lo que nos rodea, de qué estamos hechos nosotros mismos. Sin conocimiento, sin su consecuente tecnología, no habría posibilidad de comunicarnos como lo hacemos hoy, o de hacer largos viajes a conocer gente diferente y lugares interesantes. No conoceríamos el universo dentro y fuera de nosotros. No nos conoceríamos. La vida sería oscura y no evolucionaría. No haríamos justicia al término inteligencia.

Toda gran verdad dicha por vez primera suena a blasfemia. Precisamente hoy hace 150 años fue publicado uno de los pocos libros que han marcado el siguiente nivel en nuestra evolución como especie inteligente: El Origen de las Especies. Nuestra comprensión de la vida y de todo lo existente nos eleva a la altura de la continua sorpresa, en cada nuevo descubrimiento nos descubrimos más a nosotros mismos. No es la especie más fuerte ni la más inteligente la que sobrevive, sino la más adaptable al cambio. Y cambiar de mentalidad, sin duda, implica un paso adelante en la evolución humana. Impresionante, como dijo otro muy listo señor, que hoy sea más fácil desintegrar un átomo que superar un prejuicio.

No hay necesidad de explicarnos con cuentos de hadas la vida sólo para sentirnos afortunados por experimentarla. Si ya estamos aquí, ¿qué mejor labor que entender nuestro colorido universo y de qué manera real despertamos con vida en él? El único medio es nunca dejar de cuestionarse.

Dudo, por lo tanto pienso, por lo tanto soy, dijo un listo matemático francés hace mucho.


Tuesday, November 03, 2009

Teardrop

Yo nunca, hasta entonces, había oído la frase "umbral del dolor".

Hace ya un buen rato de esto.
Una molestia me obligaba a ir al dentista –sólo así voy, cuando no tengo más remedio, como dentro de poco tendré que hacerlo–. Le contaba yo a la chica que me atendía en aquel entonces sobre mi malestar, cuando paso la lengua por este lado, siento raro.
Es curioso cómo el lenguaje corporal es tan elocuente, a diferencia del verbal. Cuando tu dentista 1–mira el interior de tu boca, 2–te mira a los ojos, 3– mira otra vez dentro de tu boca, sabes que algo raro pasa.
–Sientes raro.
–Ajá.
Otra pausa. Y rara.
–Pues deberías estar en un alarido de dolor: tu muela se rompió y traes los nervios colgando.

El "umbral del dolor". No fue difícil deducir que se refiere al nivel individual de tolerancia.

He sentido dolores físicos intensos pocas veces en mi vida. Pocos pero particularmente intensos.
Recuerdo dos en particular.

A los 19, un viernes. Después de un gradual y enloquecedor dolor de alrededor de dieciséis horas, me extirparon el apéndice. Comenzó el malestar al mediodía como un híjole, ha de ser porque no he desayunado, y se convirtió en un grito de auxilio a mi hermana a media madrugada hasta que fui llevado de emergencia al hospital. En el inter, mientras el médico eliminaba posibilidades, el agudo dolor había volteado al revés mi mente, como un suéter. Recuerdo haber "pensado", este tipo no tiene la menor idea. Seguro ahorita está estornudando, tira los papeles a medio pasillo y mientras el estúpido se agacha a recogerlos, esos valiosos segundos podrían haberme salvado. Este dolor es insoportable. En diez segundos más, sin duda, estaré muerto. Pero pasaban esos eternos diez segundos y seguía vivo, inexplicablemente. No puede ser, volvía a "pensar", no sobrevivo estos diez. No podría. Así hasta que mi mente, entumida, continuaba resbalando por una mortal espiral descendente.
A la mañana siguiente, aún drogado por la anestesia pero ya sin apéndice, oía de lejos al médico felicitarme, no es cualquier cosa aguantar lo que aguantaste, hijo. El dolor que sufriste es lo más cercano al dolor de parto. ¿Quién diablos felicita a alguien por sufrir? ¿Acaso es un mérito por decisión propia? Feliz primer lugar, chavito-sin-casa – palmadita en el hombro. Y ¿cómo diablos sabe un hombre, médico o no, cómo duele un maldito parto? Aún con esfuerzo, pude articular bien esas preguntas.

El segundo no fue tan fuerte, claro. Es un segundo lejano lugar, pero sin duda tuvo lo suyo. Fue no mucho después – en el dentista, por supuesto. Sobra decir lo mucho que disfruto esas sesiones.
Una muela tenía que ser removida, estaba acostada, abajo y hasta atrás y había que serrucharla a la mitad primero. O sea, no me jodas. Pues ni hablar, chingo de anestesia. Una inyección, bueno dos y, a ver, tres ya. Pero no me hacía efecto y me di cuenta por qué. En lugar de estar recostado sobre el asiento y adoptar su forma de S, mi cuerpo era como una enorme regla apoyada en donde sea, absolutamente rígido – noté el espacio entre mi espalda y el respaldo–. Después de cuatro inútiles inyecciones de anestesia, el dentista –ya no era la misma chica de antes, lástima, ella me relajaba mejor evidentemente– me dijo, así ps cómo. Regresa en una semana, más relajado.
Más relajado. Seguro, iluso. Nada más apetecible que una nueva semana de nauseabunda anticipación para ver al dentista. Por supuesto, cuando el funesto día llegó, mis nervios se habían acumulado a los de la semana anterior.
Bueno, el final es fácil de imaginar. Cuando me preguntó a la cuarta inyección si ya estaba haciendo efecto la anestesia, en mi configuración visual aparecieron dos opciones: acumular una semana más o decir que sí. Y el fulanito dijo que sí.

Es increíble cómo, después de cierto nivel, el dolor se apodera de la mente, la distorsiona y tuerce su percepción. Y la vida es percepción. Desde un ángulo darwiniano, la selección natural ha establecido a nuestra percepción del dolor como la principal alerta vital, sobre lo que sea que nos haga sentir vulnerables al daño corporal, lo que amenace o haga peligrar nuestra vida. Por eso la tortura es tan efectiva – siempre haremos todo lo posible por evitar dolor intenso. La ciencia explica con razones directas cómo funcionamos, y el dolor es un sistema de alertas básico. En otros niveles, toca puntos importantes, erosiona – o esculpe, pero sin duda influye.

El umbral del dolor suena a película cincuentera lacrimógena mexicana, onda Marga López y Perro Infame y esas cosas. O podría ser, El Santo & Atreyu contra los Globos Aerostáticos en el Umbral del Dolor. Lo que sea. Aristóteles decía que el objetivo del sabio no era asegurar el placer sino evitar el dolor.

Merece su lugar, tiene un gran nivel.

He imaginado que todas las cosas que se pierden están en un sólo lugar. Un lugar enorme, como una central de camiones. Hay de todo, por supuesto. Desde encendedores –seguro yo sería el aportador del 90%– hasta vidas paralelas.

Perdí algo importante hace no mucho.
Dolió. Está bien asimilarlo, bien lo sé, aún doliendo lo considerable para haber sido algo importante. En mi propio rango – en mi propio umbral – aquí le doy su lugar.

*

Monday, July 20, 2009

LUNATIC


Perdió su virginidad hace 40 años.
Y no puedo dejar de verla.

Tuesday, July 07, 2009

Friday, May 29, 2009

CREO






















CREER


1. Pensar, juzgar, suponer algo.
2. Tener por cierto, aceptar como verdad.
3. Tener fe o confianza en algo o alguien.

CREAR

1. Idear, construir, realizar algo partiendo de las propias capacidades.
2. Imaginarse, formarse una imagen en la mente.
3. Producir algo de la nada.

Monday, December 29, 2008

OUTSIDE THE BOX

Originalmente el siguiente ensayo acompañaba mi colaboración para el Cubo Blanco del bimestre diciembre'08/enero'09 de la revista Fahrenheit° – número dedicado a la libertad.
Por razones más dedicadas al espacio y a otros criterios editoriales, sólo se publicó la mitad de lo que envié.

Ésta, que para mí es la mitad más interesante, quedó fuera del cubo.
Justo trata sobre eso.
Merece un diseño especial:




Holmes
& la gente detrás de la vitrina

por Franz De Paula

No hay felicidad sin libertad, no hay libertad sin valor.
Pericles


El brillante médico escocés, Dr. Joseph Bell House, servía como cirujano personal cada vez que la Reina Victoria visitaba Escocia. El resto de su tiempo lo repartía entre la poesía, el deporte, la observación de las aves y sus cátedras en la Academia de Medicina de la Universidad de Edimburgo.

En éstas enfatizaba que el elemento más importante para elaborar un diagnóstico era la observación precisa, para la cual él mismo gozaba de un talento particular. Bastaba con que analizara la indumentaria y el proceder de un extraño para que dedujera su profesión y hasta sus hábitos más oscuros. Aunado a su alta capacidad lógica y deductiva, fue considerado un pionero en la ciencia forense –en una época donde la ciencia y la investigación de un crimen no tenían nada que ver.

Uno de sus alumnos, un tal Conan Doyle, inspirado, creó al protagonista de 4 novelas, 60 relatos y una posterior infinidad de versiones teatrales, cinematográficas y televisivas: Sherlock Holmes, Detective Privado. Sin duda mi favorito, aún por encima de Tom Sawyer. Como personaje ficticio, se ha convertido en quizá el de mayor fama mundial, no particularmente gratuita. En este ámbito, Holmes encabeza el privilegiado y reducido grupo de los intelectos más hábiles e inquietos con ese rasgo torcido de ironía, vicio y humor negro en su personalidad. Una combinación poco común en nuestra realidad, por tanto, atractiva.

Intencionalmente similar es la personalidad de otro exitoso ser ficticio, no literario sino televisivo: el brillante Dr. Gregory House. Qué mejor combinación que la de un reconocido médico con personalidad opuesta a la que se esperaría de un reconocido médico: un desaliñado antisocial que trata sólo a las enfermedades extrañas, nunca a los pacientes; con gran poder deductivo resuelve misterios médicos eliminando sospechosos, analizando síntomas como pistas y atrapando con ingenio a la bacteria culpable, para luego holgazanear en lo que otro caso llama su atención. En el ínter, gana más adeptos fuera del televisor que dentro; es un tipo frío, amargado por necesitar un bastón para caminar, interesado únicamente en la razón y no en la emoción, adicto a la vicodina como Holmes lo era a la cocaína; con el Dr. Wilson como único amigo conocido –en remembranza del gran Dr. Watson–; su primera paciente lleva el mismo nombre que la única mujer que Holmes respeta, Irene Adler; aún así ama también la música, por momentos se le aprecia tocando la guitarra o el piano en su departamento 221B, tal como Holmes tocaba su Stradivarius en el famoso 221B de Baker Street.












Me llama la atención la siguiente versión cinematográfica de Sherlock Holmes, dirigida por Guy Ritchie, protagonizada por Robert Downey Jr. con Jude Law como su compañero Watson.
Quizá por la extraña selección de reparto – pero lo extraño es interesante porque es diferente.


El talento de una mente contraria al resto, por inspiradora que pueda resultar, casi siempre conlleva un lado B: el evidente conflicto con su entorno y las consecuencias que de esto se derivan. El mundo ama irse a la cama oyendo historias para dormir sobre gente que rompe los esquemas que ellos tanto temen cuestionar. La humanidad alaba y presume a sus personajes como trofeos en vitrina, pero siempre detrás de una conveniente vitrina. Es mucho más cómodo admirar a Van Gogh en una pared o en un libro que si fuera tu vecino, gritándote y sangrando desorejado en tu puerta. Debe ser más divertido ver a House gritar a un moribundo en la tele que si un verdadero House lo hiciera contigo, siendo tú el moribundo. Detrás de la vitrina cambia el ángulo y, por tanto, su percepción. La línea entre lo real y lo ideal.

Lo que tienen en común estos personajes –como los reales que inspiran a los ficticios y viceversa– es que mientras la humanidad mantiene su mismo punto de vista, atado al criterio obtuso de la época en turno, ellos mantienen uno propio y genuino. Fueron libres en su decisión. Todos lo somos. George Bernard Shaw alguna vez dijo: "La persona sensata se adapta al mundo, la que no lo es adapta el mundo a sí misma; por lo tanto, cualquier avance de la humanidad depende de la insensata".

Lástima que los insensatos no siempre disfruten los resultados.


Me aburren los cubos por dentro, a todo esto.

Tuesday, April 22, 2008

VOYAGEUR


Este es un viajero.
Se decide, vence al viento y cruza una vez más el mar.
Visita un lugar conocido y deja su sangre ahí.
Visita un lugar desconocido y deja su corazón ahí.
Regresa.
Aún sigue buscando dónde quedó su mente.

Sunday, March 23, 2008

PIENSA AL REVÉS (Fluye)

(Con voz de viejita):
Oye la voz de la experiencia, mijito...


Pues yo digo que no.
O bueno, óyela y luego haz lo que quieras.

La experiencia te lleva por el camino seguro porque ya lo recorrió.
Con el típico dedito subeibaja frente a tu nariz te programa y te hace una lista de las decisiones correctas. Te comparte el punto de vista sensato y prudente, el sentido común necesario para la vida. Común. Tan común como el resto que lo aplica y lo predica. Una aplastante mayoría, una masa humana amorfa, con las mismas decisiones, el mismo punto de vista y el mismo mal gusto –o la mayoría de la mayoría, al menos.

La experiencia no es otra cosa que un conjunto de miedos adquiridos. Tomar el camino conocido te lleva a la zona tan sensata y predecible como la aplastante mayoría que ahí vive. La danza milenaria del conformismo, nada nuevo.
No es que la inmadurez sea más "fuerte" que la madurez, como se cree. Es más ignorante en el cálculo del riesgo, más imprudente. No se predispone, así que su expectativa, y por lo tanto su alcance, son superiores – se arriesga. La madurez juega sólo a lo seguro, no hay sorpresa. Al parecer el fenómeno convencional se comporta de la siguiente forma: con la edad y la conciencia de nuestra conciencia vamos cediendo nuestros ánimos de seguir jugando, la gente se acostumbra a asumir el mundo y a sí mismos y pierde la curiosidad. Es como si un niño pensara, ...chale, ya me pasé cinco minutos de la hora de dormir, y todo por estar jugando. Mañana me espera un gran día en Civismo. Si el niño no está "adulterado", literalmente le importaría sólo a su madre.

El chiste es buscar el chiste. Es desprogramarte, recuperarte, dejarte ser.
Fluír.
Fluír es propio de la naturaleza, el problema es que ya se nos olvida cómo portarnos naturalmente. Ser natural es ser , no el torpe reflejo de lo que crees que debes representar. Es darte cuenta que tienes más opciones fuera de tus paredes. ¿Qué más da si te equivocas? El concepto de equivocación cambia radicalmente de acuerdo al ángulo donde te pares.
Todo mundo se equivoca – ciertamente nadie podrá tirarte ninguna piedra.

Fluír es el atajo a ser más y menos los-demás.


10 INSTRUCCIONES PARA
VIVIR AL REVÉS:

1 Empieza por nacer. Fluye, no llores. No va a haber problema en un buen rato – si sí, no te darás cuenta.

2 Aviéntate a la alberca aunque no sepas nadar.
Una de dos: nadas o te ahogas.

3 Aprovecha mientras tus padres te mantengan, para eso están.
De no ser así, mejor. Eres el jefe y tienes el control desde el principio.

4 Oye cualquier consejo y observa de quién proviene –
desóyelo y luego haz lo que quieras.

5 Párate en un ángulo diferente y ten un punto de vista propio.
El que sea, pero auténtico. No permitas que dogmas ajenos estorben tu criterio personal. Piensa por mismo.

6 Observa, escucha, lee, devora, sueña, preséntate, conoce –
disfruta explorar el camino. Descubre qué te mueve y síguelo.
Si algo de lo que ves te gusta, llévatelo; pero a un nivel superior, uno tuyo y que valga la pena. Si no vas a hacer nada interesante con eso, déjalo a quien sí lo ocupe.

7 Toma decisiones incorrectas. Lo razonable es predecible, aburrido y ordinario. Deja a un lado la inútil modestia, confía en tu nivel y ponte a prueba. No tienes nada qué perder.

8 Si no le caes bien a alguien, no te preocupes y ocúpate de lo tuyo.
Las dos razones más frecuentes son envidia y estupidez.
Vete acostumbrando.

9 Cambia tu programación. Piensa al revés.
Lo que sea que hagas va a sorprender sólo por no ser igual al resto.

10 Muere con orgullo, no con miedo.
Si resultó o no, no importa – fuiste diferente.
Lograste más que la aplastante mayoría.

BONUS TRACK:

Tienes sólo una vida.
Fluye. El resto se dará por añadidura.
Si no, al menos tú te divertiste como escuincle.















<--HAZ CLICK Y DATE LA VUELTA




Thursday, February 14, 2008

Todo lo que necesitas es QUÍMICA.

El olor.
El primer instinto.
El lenguaje de la naturaleza. Su lado invisible, intangible.

Pero muy certero.
El aroma se detecta, como en un radar. Gusta, se degusta. Se instala en la parte imborrable de la mente y una emoción se dispara.

No se puede combatir, la naturaleza no se rechaza. Sólo así es.
La esencia. La química. Las feromonas. El olor de yasabesquién.
Los átomos copulan en tu cerebro y se transforman e
n mariposas en el estómago. Wow, qué tal.

Pareciera que las cosas que escapan a los ojos en esta vida son las más perdurables. Probablemente ese es el fondo de todo, apreciar su raiz básica, reconocerla, esencial en término y en definición. Déjala fluir, como todo en la naturaleza.
Es su esencia.

El corazón se enamora de lo que la mente se enaroma.
Bendita sea la química.

Monday, November 05, 2007

Vivencias, Mentesponja & los Dandy Warhols

Después de haber vivido varias alocadas semanas, aprovecho el agujero en mi nuca y me doy el tiempo para drenar mi mente, renovar, re-asimilar todo lo que pasa por mi cabeza.
En uno de esos fines de semana pude ver a los Dandy Warhols en vivo en dos ocasiones, dos días seguidos. Las dos son ya inolvidables, aunque también lo ha sido la última camada de conciertos, cada uno en su proporción correspondiente, desde Black Sabbath, Porcupine Tree, The Cure y Yo La Tengo, hasta apenas la semana pasada, justo antes de irme franzesamente acompañado por un extraordinario puente de muertos, Daft Punk. Y los que vienen, caray. Chale con el varo. Qué Tabasco ni qué nada.
Es curioso. Mi memoria se expande. Después de una etapa en coma y secuestrada, recuperé mi mente de esponja, pues vivo así continuamente. Son muchas experiencias que califican ya de inolvidables, muchas polaroids recolectadas. Tantas por venir, aparte; las siento venir. Y cuando uno siente las cosas –las que están aquí y las que aún no– no hay mucho que rebatir.
En realidad no sólo hablo sobre los conciertos. Me he llenado de experiencias y sigo haciéndolo, he viajado en todos los sentidos. He roto esquemas. Me renuevo, me remasterizo. Eso es bueno, creo yo.
Pero algo así de bueno merece irse desglosando poco a poco. Por lo pronto cuento esto.
Hace ya un tiempo el Roger publicó en la Mosca un artículo sobre los Dandy Warhols que acabé ilustrando yo. Esa fue una excepción de la excluyente regla a la que se me somete en esa publicación, cosa que no me quita el sueño desde que comprobé que su director es un tipo ordinario y estúpido. Hoy, al encontrar de nuevo esa ilustración, decidí remasterizarla también y adaptarla como diseño para la nueva playera de la banda. Normalmente no lentro a los concursitos, pero éste motiva, lo organizan ellos mismos en su sitio oficial y está padre. ¿Por qué no? Una buena banda merece un buen diseño, uno que te lata y que te remita a una gran vivencia compartida. Bueno, pues con el pretexto de escribir sobre las vivencias, las mentesponja y todas esas cosas, aquí lo comparto ahora.
La espalda me está matando ahorita. Hoy no fui al gimnasio y esto de sentarse por horas y sin respaldo frente a un monitor nomás no ayuda. A ver si el Roger se aplica con el asientito ése ergonómico que me prometió.
Hoy diseñé a los Warhols pero me acompañó Pink Floyd. Raro, pero así pasa. Ora mespera Seinfeld y una buena cena. Pero primero hay que ir al cajero, las cenas del Oxxo no aceptan tarjeta. Deberían.

Tuesday, October 16, 2007

De Mente

I'm fixing a hole
where the rain gets in

and stops my mind
from wondering...

Sunday, September 16, 2007

CUMPLEAÑOS!








<---PRENDE EL ANUNCIO


Doble celebración pues. Primero cumplió el blog y ora cumplo yo.

Pretextos no faltan, pscómo, siempre hay un buen motivo para celebrar. Siempre. El viaje que hiciste o que vasacer, chamba nueva o la misma pero remasterizada, chava nueva o la misma pero remasterizada, toparte con alguien chido que hace mucho no ves o que recién conoces, un concierto chingón, no sé. Piensa. Seguro encuentras uno, cualquiera vale.

O que nos conocimos.
Ese siempre es bueno porque es neto. Finalmente de ahí se desencadena todo, a partir de que conoces a alguien. Aparte lo chido de un pretexto es que se acaba convirtiendo en una chela. Y también, claro, que nos acuerda de recordar lo importante que es cierta gente para uno. El pretexto te da la ocasión de incluso decírselo.
El Ros, como invitado especial, me diseñó e ilustró esta invitación con un buen pretexto, y un cumpleaños es el rey de los pretextos. Yo cumplo este viernes (aquí cerraría el ojo –cling).

Vamos a juntar los pretextos de todos –total, siempre hay– y que la ocasión luego se transforme en recuerdo chingón, desos que luego evocas y caen bien. Pero caray, ser recibido por una angelita y una diablita como las de mi invitación me caería mejor aún.

Pus una chela, no?





















Por cierto.
Dos buenos motivos para llegar temprano:
a) Chela 2x1 hasta las 9.
b) No quedarse afuera (es viernes y el lugar, por increíble que parezca, no es mío).

Sunday, September 09, 2007

EDICIÓN DE ANIVERSARIO

There are places I'll remember
All my life though some have changed
Some forever not for better
Some have gone and some remain
(Lennon/McCartney)

El Blog del Guardián cumple dos años esta semana.

Creo que califica como pretexto. La época de celebración comienza y en su honor estreno aquí íntegro el primer cuento que escribí.
El recuerdo va más o menos así. Siendo tan fan de leer historias ajenas, una noche a media adolescencia me propuse crear una mía. Memoricé el texto palabra por palabra –el insomnio me cedía ciertas virtudes con el tiempo– y después de leerlo mil veces en mis párpados, poquito antes del amanecer, lo anoté por fin. Después de un tiempo me animé a publicarlo en el periódico de la escuela. Más me vale tenerlo por ahí.

Y todo esto viene por recordar cómo han cambiado tantas cosas en dos años. Increíble. Ya dos años, los mejores sin duda.
Recordar dos años es fácil. Pero si te clavas en sí recordando resulta aún más interesante, es algo así como hacer juegos o ejercicios de memoria. Se me ocurrió empezar a hacerlo justo por un cuento que leí. Y cuando me acuerdo de recordar está padre. Recordar, por ejemplo, el color de mi suéter cuando cumplí 8, el dibujo que hice con la izquierda cuando andaba enyesado de la derecha, el pasillo que cruzaba para llegar a la alberca y su olor, cómo llovía el día que tuve que regresarme caminando... en fin. Lo curioso no es sólo recordar ese tipo de detalles, sino la forma como pueden botar en la mente. Observar un charcoiris mientras esperas el siga puede dispararte el recuerdo de uno.
Cuando oyes una canción vieja, una que te gustaba y que hace mucho no oyes, puede seguirte gustando o no, pero igual te recuerda cómo eras cuando te gustaba. En otro caso, cómo eras cuando la escribiste. Un recuerdo continúa quieto hasta que tu conciencia llega a sacurdirle el polvo.

El Guardián ha custodiado mis recuerdos por dos años ya. Recorrí de memoria su trayecto entre los sauces y recordé que a veces me gusta recordar.
Mucho ha cambiado, pienso acostado antes de dormir. Para empezar, antes no podía dormir. Una de esas noches decidí escribir un cuento. Siendo el primero y sin saber si habría secuelas, tendría que ser algo que no pasara de moda, como un clásico. Algo sencillo, que incluso pudieras contar de noche antes de dormir. Un cuento para hacer soñar, en vista de que yo mismo no podía dormir. Que fuera oscuro y algo extraño, dedicado a alguien que no existe –y que dudo que exista algún día:

************************************************************************************









or un momento, la joven Luna pensó que se encontraba flotando en la oscuridad sobre una inmensa y majestuosa planicie líquida, en la que se reflejaban los millones de diminutos astros luminosos que, a su vez, se suspendían por encima de ella.
Tenía la certeza de que esa enorme cantidad de guardianes celestes giraba alrededor de ella, cuidándola y admirando constantemente su impresionante belleza —porque debía ser muy bella. Sin embargo, no podía verse a sí misma; de manera que al observar a la Tierra flotar por debajo de ella, asumió que se trataba de su propio reflejo.
—Un bello reflejo, por supuesto —dijo, soberbia y satisfecha.
Al escuchar esto, un ángel que pasaba se dio cuenta de la gran vanidad de la joven plateada, y resolvió acercarse a ella:
—No es un reflejo —dijo el ángel con un tono ligeramente severo—. Es un astro real. Nadie es menos importante ni más bello que tú ante los ojos de Dios.
Al notar la sorpresa y al presentir el evidente desaliento de la Luna, el ángel agregó pacientemente:
—Cuando la luz del Sol no ciega su mirada al Cielo, los habitantes de ese mundo azul efectivamente admiran tu belleza.
Entonces la Luna entristeció.
Y en su dolor derramó una lágrima, que muy lentamente fue cayendo hasta tocar la superficie líquida de ese mundo azul, que continuaba flotando por debajo de ella, y al que había creído su reflejo...
Desde entonces, los océanos no han podido detener su turbulencia, producto de las ininterrumpidas ondas en el agua que se han ido multiplicando entre sí con el imperdonable paso del tiempo, y que no parecen vislumbrar un final inmediato.
A este fenómeno, la ciencia —aún ignorante de las grandezas del Cielo y de la Tierra— le denomina marea, y le da sus respectivas y limitadas explicaciones humanas”.

Mi hijo —que aún no nace— se quedó pensativo al terminar de escucharme. Giró su cabeza sobre la almohada y miró a través de la ventana. Observó silencioso la luna y después sonrió.
Yo también sonreí y cerré su noche con un beso en la frente.

Sunday, August 26, 2007

MOTION PICTURES (Corto de un día)


La toma se abre. Es de día.

Los tres estamos allá arriba, volando.
Nos rodea todo el color posible, el verde en su mayoría.
Todo se mueve, todo respira al mismo tiempo.
Reímos.

Caminamos en fila. Yo voy en medio.
Llueve y es de noche en el pueblo, por cierto.
Y no camino, me deslizo.
La banqueta es angosta. Los reflejos en el piso se rompen con el movimiento. A la señora enrebozada –aparece a mi derecha en un zaguán por un instante– sólo la ilumina su fogón. El panadero pedalea rápido con su canasta cubierta. Un viejo en sombrero cruza frente a mí, un perro flaco lo sigue.
Mi cigarro no se moja.

Nos sentamos al fondo del autobús casi vacío. Un tope nos bota el culo del asiento como un metro.
Las luces están apagadas. Veo el pasillo de frente y mi visión es simétrica. Al fondo el parabrisas y a ambos lados las ventanas empañadas que la lluvia punteó se recortan como pedazos de albanene sobre fondo negro. Entrecierro los ojos y veo correr la luz de un lado a otro en destellos. Rebota y serpentea fragmentada por los cristales y el techo como leds que equalizan con movimiento el motor en carretera.
Él duerme a mi derecha, él piensa a mi izquierda y yo en medio viajo de regreso.

La toma se cierra.

Despierto.
Ahora escribo esto y Neil Young toca Motion Pictures de fondo.

Sunday, August 12, 2007

La magia se multiplica (y se refleja)













.
.
. LA MAGIA NO SE REGALA, SE GANA.
.
.
...por sí misma.

Aquí hay magia






















.AQUÍ HAY MAGIA
.AQUÍ HAY MAGIA
.AQUÍ HAY MAGIA
.AQUÍ HAY MAGIA
.EN TODOS LADOS HAY MAGIA
Esa noche me encontré a la luna en mi cueva.
Aquí sigue.

Descubre lo que los puntitos rojos guardan y llévate lo que encuentres.