My Work

Thursday, June 28, 2007

Debate

Un tipo está parado mirando el océano.
El océano habla con él.

—¿Quién eres tú que osa retar mi magnificencia? ¿Acaso no sabes que puedo ser terrible si me lo propongo?
—No, no lo sé —responde el hombre—. Para temer a algo requiero un conocimiento previo de su poder, en este caso superior al mío, y saberme débil frente a él.
—Te equivocas. Conozco al humano y teme justamente a lo que no conoce. Por consiguiente, puedo pensar que tú no eres un hombre, puesto que todo hombre me conoce.
—Es probable. Pero también lo es el hecho de que no seas tú quien dices ser, debido a tu desconocimiento sobre mí. De manera que puedes ser tú quien deba temerme.

Y de un solo trago el hombre acabó con él.










(Las manos están en los bolsillos. Palabra).

9 comments:

polvo de menta said...

la aclaración que viene a un ladito de la foto, me hizo reír.

rogelio garza said...

Estupendo, Franz.
Pero no quiero ni pensar en la meada que aventó el hombre al día siguiente al despertar... seguramente volvió a llenar el océano de mar.

mike said...

Jjeje, bueno la verdad me siento rebasado por lo bueno de este micro relato, en verdad que me gustaría decir algo minimamente interesante en relación a tu texto, pero creo que no hay mucho que agregar. Por otro lado, ¿que se puede hacer cuando los comentarios previos a este son tan divertidos? Quizá lo mejor en este caso sea permanecer como testigo de este breve momento de lucidez literaria (es de tu autoría cierto?) y ser espectador pasivo hasta que encuentre un texto que no tenga la capacidad fascinante de dejarme sin palabras.

aplauso.

ssm.

Sender said...

¿Y como explicas entonces la espuma…..?

Henri Rojas said...

De plano, un micro relato buenisimo. muy profundo.

buena vibra

**aeromusa** said...

Genial!!!!

Gimena Garza said...

Guardián: pasé a ver a Jim Botón...
;)

MUSSA-HUMBERTA said...

Exácto, el humano le teme a lo desconocido, ja, sin saber que pedo, casi siempre es así... no en tu escrito, esté bien padre.





(Yo te creo)


Besos.

Canija said...

"La ola se desliza adelante y atrás y él es tan delgado que piensa si lo arrastrará consigo. Y, en cambio, nada sucede, permanece allí, como plantado dentro del agua, con los ojos fijos ante sí. Los ojos clavados en los del mar. Silencio. Ya no se mueve nada más a su alrededor. La gente contiene la respiración. Un hechizo."

Alessando Baricco. Océano mar (fragmento)



Yo no creo en las letras chiquitas (metiche). Salud!! (y la buena vibra)