Sunday, September 09, 2007

EDICIÓN DE ANIVERSARIO

There are places I'll remember
All my life though some have changed
Some forever not for better
Some have gone and some remain
(Lennon/McCartney)

El Blog del Guardián cumple dos años esta semana.

Creo que califica como pretexto. La época de celebración comienza y en su honor estreno aquí íntegro el primer cuento que escribí.
El recuerdo va más o menos así. Siendo tan fan de leer historias ajenas, una noche a media adolescencia me propuse crear una mía. Memoricé el texto palabra por palabra –el insomnio me cedía ciertas virtudes con el tiempo– y después de leerlo mil veces en mis párpados, poquito antes del amanecer, lo anoté por fin. Después de un tiempo me animé a publicarlo en el periódico de la escuela. Más me vale tenerlo por ahí.

Y todo esto viene por recordar cómo han cambiado tantas cosas en dos años. Increíble. Ya dos años, los mejores sin duda.
Recordar dos años es fácil. Pero si te clavas en sí recordando resulta aún más interesante, es algo así como hacer juegos o ejercicios de memoria. Se me ocurrió empezar a hacerlo justo por un cuento que leí. Y cuando me acuerdo de recordar está padre. Recordar, por ejemplo, el color de mi suéter cuando cumplí 8, el dibujo que hice con la izquierda cuando andaba enyesado de la derecha, el pasillo que cruzaba para llegar a la alberca y su olor, cómo llovía el día que tuve que regresarme caminando... en fin. Lo curioso no es sólo recordar ese tipo de detalles, sino la forma como pueden botar en la mente. Observar un charcoiris mientras esperas el siga puede dispararte el recuerdo de uno.
Cuando oyes una canción vieja, una que te gustaba y que hace mucho no oyes, puede seguirte gustando o no, pero igual te recuerda cómo eras cuando te gustaba. En otro caso, cómo eras cuando la escribiste. Un recuerdo continúa quieto hasta que tu conciencia llega a sacurdirle el polvo.

El Guardián ha custodiado mis recuerdos por dos años ya. Recorrí de memoria su trayecto entre los sauces y recordé que a veces me gusta recordar.
Mucho ha cambiado, pienso acostado antes de dormir. Para empezar, antes no podía dormir. Una de esas noches decidí escribir un cuento. Siendo el primero y sin saber si habría secuelas, tendría que ser algo que no pasara de moda, como un clásico. Algo sencillo, que incluso pudieras contar de noche antes de dormir. Un cuento para hacer soñar, en vista de que yo mismo no podía dormir. Que fuera oscuro y algo extraño, dedicado a alguien que no existe –y que dudo que exista algún día:

************************************************************************************









or un momento, la joven Luna pensó que se encontraba flotando en la oscuridad sobre una inmensa y majestuosa planicie líquida, en la que se reflejaban los millones de diminutos astros luminosos que, a su vez, se suspendían por encima de ella.
Tenía la certeza de que esa enorme cantidad de guardianes celestes giraba alrededor de ella, cuidándola y admirando constantemente su impresionante belleza —porque debía ser muy bella. Sin embargo, no podía verse a sí misma; de manera que al observar a la Tierra flotar por debajo de ella, asumió que se trataba de su propio reflejo.
—Un bello reflejo, por supuesto —dijo, soberbia y satisfecha.
Al escuchar esto, un ángel que pasaba se dio cuenta de la gran vanidad de la joven plateada, y resolvió acercarse a ella:
—No es un reflejo —dijo el ángel con un tono ligeramente severo—. Es un astro real. Nadie es menos importante ni más bello que tú ante los ojos de Dios.
Al notar la sorpresa y al presentir el evidente desaliento de la Luna, el ángel agregó pacientemente:
—Cuando la luz del Sol no ciega su mirada al Cielo, los habitantes de ese mundo azul efectivamente admiran tu belleza.
Entonces la Luna entristeció.
Y en su dolor derramó una lágrima, que muy lentamente fue cayendo hasta tocar la superficie líquida de ese mundo azul, que continuaba flotando por debajo de ella, y al que había creído su reflejo...
Desde entonces, los océanos no han podido detener su turbulencia, producto de las ininterrumpidas ondas en el agua que se han ido multiplicando entre sí con el imperdonable paso del tiempo, y que no parecen vislumbrar un final inmediato.
A este fenómeno, la ciencia —aún ignorante de las grandezas del Cielo y de la Tierra— le denomina marea, y le da sus respectivas y limitadas explicaciones humanas”.

Mi hijo —que aún no nace— se quedó pensativo al terminar de escucharme. Giró su cabeza sobre la almohada y miró a través de la ventana. Observó silencioso la luna y después sonrió.
Yo también sonreí y cerré su noche con un beso en la frente.

25 comments:

clon 35 said...

...impressive...

...alguna vez pensé algo similar...ahora sé que no estaba loco. Realmente sucedió...

...gracias por hacerme recordar...

...magia.

el gordito cagado said...

si comento con libertad, entonces podría decidir ser cortés o no y también podría decidir firmar con o sin mi nombre. bah! la paradoja de la libertad.

todo viene a cuento por la luna y el angel.

Canija said...

Cien estrellitas de papel

Guardadas en una cajita

Un beso en la rodilla

La combinación perfecta

Para tú

(te creo, no LO creo)

Henri Rojas said...

Extraordinaria narracion, la luna es el ser mas bello en la faz del universo. Feliz Blog-aniversario. muchos más.

buena possitive vibrations

Anonymous said...

Mi querido Franz.
Me da gusto comentar por primera vez en esta edición de aniversario. Cuanto ha pasado y no lo había hecho, que vergueza. Aunque a mi favor puedo decir que ya hemos compartido muchas cervezas y 'pats' en la espalda durante estos dos años y los otros 8 anteriores. Justamente cuando por primera vez leí "Gota de luna". Si mal no recuerdo, era el cuento en su versión original. Que orgullo, querido amigo, compartir tantos años junto a tí. Lo mejor de todo es que aquí no se acaba, seguiremos ondeando como las olas del mar. Te quiero mucho.
E

Anonymous said...

Franz, no manches con tu cuento; me dejaste estupefacto y con el cuadro en la mente, me sentí flotando por el limbo astral y escuchaba claramente a la luna hablando me cae!. Muy chido cuento y espero esa gota jamás se seque y tengamos muchos cuentos más tuyos como este. Sabes que se te estima mi Franz. Jorge Murillo

Simplemente Maquiavèlica said...

wowowwwow q padre cuento¡¡¡¡¡¡¡felicidades a tu blog¡¡¡¡¡y a ti por hacerlo¡¡¡¡¡
besitos¡¡¡
onde festejamos?????

Anonymous said...

Papa, nunca me vas a dejar de sorprender.

Eres una mezcla de sensibilidad y talento aunado a una creatividad que solo se resume en un dulce sueño a locura. papa.

Te das cuenta estoy en tus cuentos y tu estas en mis sueños. ja.
Feliz aniversario papa!!!

aaa!

rogelio garza said...

órale.
dos años son una eternidad o un brevedad.
como sea, feliz aniversario, franz.
tengo tu cuento tatuado en el hombro derecho,
una lágrima cayendo de un cuerno de la luna...

JESPERLIFGREN TU AMIGO SIEMPRE said...

Felicidades!

Que chingonería que ya lleves 2 años con el blog, es un chingo de tiempo y la neta está muy bueno tu blog, me la paso bomba leyéndolo, ya aunque no me obligues lo leo.

La primera parte de este post, donde escribes sobre los recuerdos, el sueter verde y el brazo enyesado, está bien bien bonita, es lo que mencanta recordar a mi también!

FELICIDADES!!!

Adolfo said...

Tengo el honor y el privilegio de poder decír que mis ojos fueron de los primeros en leer esta maravilla de cuento. Mi coco lo procesó de una manera increíblemente memorable, porque bien sabes que han pasado cerca ya de 10 años y yo lo sigo recordando como si lo hubiera leído ayer.

Te abrazo fuerte carnal, neta eres mi mejor brother.

Felicidades por estos dos años, tan pródigos como la vida de Pancho López (espero conozcas la canción).

Fofo.

paulina said...

...la mejor parte de nuestra memoria está fuera de nosotros, en una ráfaga lluviosa, en el olor a cerrado de una habitación...la última reserva del pasado, la mejor, la que, cuando todas nuestras lágrimas parecen agotadas, sabe aún hacernos llorar... En nosotros, mejor dicho, pero oculta a nuestras miradas, en un olvido más o menos prolongado.

Marcel Proust

oooaauu franz, me encantó! a celebrar pues!!!
saluditos,
pb

Sender said...

¡jelicidades!

Me llevas un año.

MUSSA-HUMBERTA said...

Eres un hombre muy visual, eso es bien chingón. Tu creas imagenes vivas, luminosas y multiculor, sí, como dices, me recuerda al charcoiris.
Le contaré ese bello cuento a mi hijo también.



Bisous.

MUSSA-HUMBERTA said...

multicolor

Natosa said...

Gracias por compartirte...es un privilegio contar con tu inteligencia y sensibilidad. Gracias por recordarme que recordar nos hace mejores soñadores. Soy tu fan...tú sabes qué tipo de fan jeje.

polvo de menta said...

dos años
muy buenos segun leo
=)


"in my life" es mi tono en el celular

Gimena Garza said...

MUCHAS FELICIDADES BOMBON!!! hay que celebrar con una cosaco!!! yeah!!!
padrîsimo cuento, me gusta muchîsimo tu sensibilidad frente al universo.
largîsima vida a tu blog

**aeromusa** said...

Cómo es que tienes tratos con el Mar y ahora la Luna???

Qué bello!!! ... por felicidades por los dos años, al final de cuentas tan sólo somos un cúmulo de recuerdos...
Besos
a*

LeNiNa said...

Dos años pueden ser mucho y poco tiempo a la vez.. todo depende del estado de ánimo, de los eventos que hayan ocurrido, de las personas con las que compartiste ese periodo de tu vida.

El tiempo es tan relativo y pasa tan rapido, lo importante es como se vivió y como dices tú los recuerdos que construyen tu presente.

Felicidades por el hábito de escribir! no todos tenemos tanta persistencia. jejeje.

:D

ros said...

...que vengan muchas memorias y muchas lunas más al sueñario, un abrazo.

Simplemente Maquiavèlica said...

oye en el primer post nooooooo puedo comentar¡¡¡¡¡no me deja tu blog¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
bueno yo q quiero darte un abrazo virtual enorme¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡feliz cumple¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡pongo el wodka onde celebramos??????

Aira said...

Dos años perdida en cualquier parte, busqué un cuento sobre lunas lloriqueando. He venido para quedarme, mientras haya algo lindo que leer.

Eileen said...

Descubro tu blog casi por accidente, hace una media hora. Sólo unos cuántos párrafos después la curiosidad inicial se convierte en urgencia de escudriñarle todos los rincones, celebrarle todos los aniversarios, soñar todas sus lunas, despertar con sus maullidos y masticar todas sus letras...

Sin embargo, me detengo.

Interrumpo mi asalto de lucidez para decirte que sí, que estoy de acuerdo: Es a partir de que conoces a alguien que se todo se desencadena.

La vida a veces se empeña en enemistarse con uno, pero momentos como éste obligan a no estar de acuerdo con ella.

A confiar en la espera de esa gota de luna que nos devuelva el hambre de la marea.

Gracias por compartirte!

Lucinda said...

Recordar... mmmmmmm....

Una cita que me encanta, de uno de los grandes, en homenaje a tu blog y a la noche del sábado, de luna mengüante, pero llena de buenos y divertidos recuerdos.

"Busca, mientras haya que encontrar dentro de ti: recuerda, entrégate voluntariamente al recuerdo, no lo desdeñes, es lo mejor, es lo más verdadero que tienes y todo lo que se pierda en el recuerdo, estará
perdido y para siempre".

Elias Canetti (La lengua absuelta)